La comunidad italiana y correntina del 1885 - itCorrientes

itCorrientes

HISTORIA

La comunidad italiana y correntina del 1885

italiana - Corrientes

Giacomo Bove fue un explorador italiano que arribó a las tierras del Paraná ávido de experiencias y una sabiduría que sólo le podía dar el suelo del litoral Argentino. Que en su inmenso misterio y espesura supo conquistar a más de un curioso. Este científico italiano llegó a estos lares en el 1885 y en su paso por Corrientes escribió en su libro de viaje “Note di un viaggio nelle Missione ed Alto Paraná” algunas observaciones sobre la comunidad italiana en esta provincia.

Repaso histórico por Corrientes, según Bove

“La colonia italiana no es en Corrientes tan numerosa. Pero el bienestar de esa comunidad, compensa al número de sus integrantes”, así comienza a relatar Bove su perspectiva sobre los ítalo-correntinos. Anteriormente a este punto, el explorador hablaba del recorrido histórico de la provincia. Sobre esto decía: “Lento fue el progreso de la provincia de Corrientes, en comparación a otras de la Federación (…) Sin embargo, esta provincia es, entre aquellas de la República, una de las más susceptibles a la aplicación agraria. Cerrada como está, e intersectada por ríos navegables, sus productos podrían tener una venta fácil y barata“.

Sobre los elementos que producía aquella Corrientes de fines del 1800, el explorador italiano comentó: “Entre los productos de esta provincia, los principales son el maíz (granone), la manioca, el tabaco, la caña de azúcar y principalmente el ganado. El cultivo de caña de azúcar tomó, especialmente en estos últimos años, grandes proporciones y por todos lados surgen trapinci (molinos), alambiques, maquinarias para destilar aguardardiente y producir azúcar. Entre estos establecimientos el más completo es el que pertenece al señor Sommoza, en Sant’Ana, a seis leguas de Corrientes”.

“Colonia italiana en Corrientes”

A pesar de no ser tan numerosa como Giacomo Bove esperaba, los inmigrantes italianos en Corrientes habían realizado varios aportes a la sociedad en general, entre ellas en 1864 la fundación de Ituzaingó por el italiano Bernardino Valle.
“Los doctores Falardi y Pizzariello, los señores Cremonte, Resoagli, Roselli figuran entre los primeros de la ciudad. Y todos saben que el señor Antonio Gallino, hijo de un italiano, fue dos años gobernador de la provincia. Los italianos del campo parecen disfrutar de una mayor prosperidad, estando en sus manos casi todo el pequeño comercio de Curuzú Cuatiá, Mercedes, Caá Catí, San Miguel, entre otros”.

italiana - Rancho
Ilustración del libro “Note di viaggio nelle Missioni ed Alto Paraná” de Giacomo Bove

En reiteradas ocasiones, Bove comentó lo bien recibido que fue por los italianos y criollos que vivían en Corrientes, lo esperaban con asados. Y ellos que venían de las expediciones con su estómago que había declarado la guerra, según sus propias palabras, disfrutaban de esa abundancia que la Argentina supo ofrecerles. En su recorrido, el italiano se sorprendió por la presencia de sus coterráneos en el litoral, con quienes pudo conversar y entender su situación.

Los correntinos y las correntinas del 1885

Bove hizo hincapié en la figura del “hombre correntino” a quien definió como: “Uno de los más bellos de la República; robusto, sobrio, inteligente, resistente a toda adversidad. Pero estuvo mucho tiempo con el arma en la mano, y ahora puede adaptarse a la vida pacífica del campo”. Y reforzó: “Siempre está ahí con el oído atento, para recoger el grito de algún caudilllo que lo llama a rebelarse“.

Y sobre las mujeres, Bove tomó las palabras de Palleschi que opinaba: “Hay un gran mercado, donde se reúnen las correntinas vendiendo naranjas, manioca, bananas, tabaco, sebo, tortas, jabón. Y fuman gruesos cigarrillos mal hechos (enrolados a mano) que se deshojan sobre el chal que cubre los senos; casi siempre desnudos hasta la cintura, sobre todo en verano”.
Cabe aclarar que todos los dichos y palabras utilizadas por el autor de “Viaggio nelle Missioni ed Alto Paraná” piden que se las observe y se las piense con el prisma propio de quien vivió en el 1800. Son grandes conglomerados de historia; donde el lector puede imaginarse el cotidiano de un italiano audaz que atravesó monte, causes de agua y esteros. Dejando así plasmada cada experiencia, persona, lugar y alimento que a su paso conoció.

Foto de portada: Sociedad Italiana de Goya, Corrientes. Autor: Matías Schiro.

La comunidad italiana y correntina del 1885 ultima modifica: 2021-08-11T08:00:00-03:00 da María Chiara Forni

Commenti

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Promuovi la tua azienda in Italia e nel Mondo
To Top
2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x